En su taller de La Chaux-de-Fonds, en Suiza, Cartier aúna artesanía y elegancia con tecnología y saber hacer. Gracias a su mezcla ingeniosa de valor, pasión y elegancia, Cartier es un fabricante precursor del arte relojero. Esta casa no solo creó el primer reloj de pulsera, sino que también renovó el diseño de relojes a principios del siglo XX con la primera esfera de talla rectangular. Estos tesoros artesanales combinan la pasión por los relojes y la joyería.

Cartier

Pasha

Cartier

Ballon Bleu

Cartier

Panthère

Cartier

Tank

Cartier

Santos

Cartier

Ronde

Cartier

Clé

La unión es un diálogo creativo e incesante entre todos los oficios de Cartier. El savoir-faire hace de unión entre generaciones de artesanos, ideas, materiales excepcionales y creaciones.  Desde que comenzó a fabricar relojes finos y joyas en 1847, Cartier ha sido sinónimo de lujo.